“Leyendo me siento libre”
9 septiembre, 2019
Estudiantina en el Centro Lelikelen
24 septiembre, 2019

“Es la mejor oportunidad para definir lo que nos preocupa”

Dice Renata, consejera de 16 años, durante el primer Plenario del Consejo Provincial de Adolescentes. Órgano creado por SeNAF para promover y garantizar el derecho de la población adolescente a ser oída, y que sus opiniones sean tenidas en cuenta.

Hoy sesionó el primer Plenario del Consejo Provincial de Adolescentes. La apertura simbólica de un nuevo espacio instituido este año para la participación y el debate de los y las adolescentes y, sobre todo, para escuchar y recoger las inquietudes y propuestas de la franja joven de la ciudadanía: chicos y chicas de 12 a 18 años que habitan en la provincia de Córdoba.

Veintiocho consejeros elegidos a través de las Mesas de Trabajo del Consejo Provincial de Adolescentes realizaron el primer Plenario, en la sede ubicada en la ciudad Capital, con la visita de las autoridades de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. Provenientes de diferentes ámbitos y procedencias geográficas, -de ONG con incidencia territorial, de Consejo Locales de Niñez, y de espacios de cuidado de SeNAF-, dichos representantes inician un camino de emponderamiento de la palabra de la población adolescente en el espacio público.

“La creación del Consejo nos llena de orgullo, porque es un órgano donde chicas y chicos generan genuinamente su participación. Ya no somos adultos trabajando por jóvenes sino los propios jóvenes trabajando por sí mismos”, señala José Piñero, secretario de Niñez, Adolescencia y Familia.

El Consejo de Adolescentes formaliza un espacio de participación para jóvenes con vistas a la incidencia en la agenda pública. Una decisión política que canaliza el derecho de adolescentes a ser oídos y que sus opiniones sean tenidas en cuenta, tal como lo establece la Ley 9944. “Es un ámbito de representación genuina, donde la población adolescente pueden debatir sus ideas, y elevarnos aquello que crean que nosotros tenemos que trabajar”, explica Piñero. “Y un lugar de empoderamiento de derechos que en definitiva tiene que ser uno de los propósitos principales de una Secretaría de Niñez”, subrayó el secretario.

“Nadie vive mejor lo que nos pasa que nosotros mismos, así que es la mejor oportunidad para que podamos definir nuestra situación y a lo que nos preocupa”, dice Renata de Villa María, una de las consejeras miembro del Plenario. “Y no es lo mismo solo participar y ser parte, que poder expresarnos con voz y voto”, rescata Renata.

“Nos estamos juntando para la resolución de problemáticas, no solo venimos a definir qué nos preocupa sino a pensar soluciones”, señala Stefany. Abril de La Calera, dice: “Podemos estar todos juntos y ver diferentes maneras de pensar, escuchar opiniones, y concordar en muchas cosas”.

El Consejo Provincial de Adolescentes de la provincia fue creado por resolución en julio de este año por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. Lo conforman las “Mesas de Trabajo” compuestas por todos los chicos y chicas que quieran participar. Las Mesas de Trabajo representan a adolescentes procedentes de espacios gubernamentales, no gubernamentales, y autónomos con incidencia en las políticas públicas como los Consejos Locales de Niñez. Cada Mesa de Trabajo elige 10 representantes para conformar el “Plenario” del Consejo, segundo órgano que lo compone.

Las Mesas de Trabajo debaten y seleccionan los temas a tratar en el Plenario. Su Mesa Ejecutiva presentará las propuestas y recomendaciones resueltas por el Plenario. “Los representantes del Consejo de Adolescentes van a ser parte del Consejo Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia de manera permanente. Por resolución se integran al Consejo Provincial por lo que en la próxima reunión vamos a tener a los representantes de los niños discutiendo sentados en la mesa con los adultos”, agregó José Piñero.

 

//]]>